¿Quién no le ha dicho a su hijo que es inteligente?

dweck.jpgCarol Dweck, sicóloga de Stanford, nos advierte sobre los efectos negativos que tienen las “etiquetas” positivas (inteligente, talentoso, dotado) en los niños. De acuerdo con  las investigaciones de Dweck, existen dos tipos de mentalidades: 1) los que consideran que la inteligencia y los talentos  están determinados genéticamente y no pueden ser desarrollados (mentalidad fija) y, 2) los que consideran que con esfuerzo y constancia puede mejorarse en cualquier aspecto en la vida (mentalidad de crecimiento).

Las personas con mentalidad fija y que han sido “etiquetados” positivamente, tratan de demostrarle al mundo que efectivamente son inteligentes o talentosas. Pero lo hacen de una manera muy particular y con consecuencias negativas:  evitan someterse a nuevos desafíos con el fin de eludir la posibilidad de fallar y perder la condición de “inteligente”. Las personas con mentalidad fija tienen muy poca capacidad para manejar las fallas y el fracaso, elementos naturales en la vida de los seres humanos y necesarios para el aprendizaje y el crecimiento.

Las personas con mentalidad de crecimiento entienden que sus cualidades básicas pueden ser desarrolladas mediante el esfuerzo y el aprendizaje. Buscan experiencias que impliquen desafíos con el objeto de que sus aptitudes evolucionen  a un nivel superior. Dweck ha encontrada una relación directa entre este tipo de mentalidad y lo que comúnmente llamamos éxito.

La investigación de Dweck tiene diversas implicaciones. Una de ellas es la importancia d los padres y los maestros en la formación del tipo de mentalidad de los hijos y alumnos. Cómo se felicita a un niño puede ser determinante en su formación. Ante un buen resultado en un examen, un padre o maestro dispone de dos tipos de reacciones con consecuencias muy diferentes: a) Excelente nota, qué inteligente eres! (explicación que promueve el desarrollo de la mentalidad fija) y 2) Excelente nota, todo el estudio y esfuerzo que le pusiste a la materia se reflejó en el resultado, sigue así! (explicación que promueve la mentalidad de crecimiento). 

Los niños también aprenden de cómo los padres y maestros  explican el éxito o el fracaso de otras personas. Por ejemplo, decir que Alex Rodríguez o Michael Jordan destacan en sus deportes porque fueron dotados con un gran talento natural contribuye con la formación de la mentalidad fija, a diferencia de una explicación del éxito de ambos atletas en la que se haga énfasis en la constancia y el esfuerzo que requirieron para alcanzar el éxito (lo cual es cierto, como ambos atletas han narrado).

Dweck no sugiere que cualquier persona puede ser un Mozart o Einstein. Su mensaje principal, más bien, es que mientras una persona no aplique todo el esfuerzo y constancia posible a una actividad nunca sabrá hasta donde puede llegar, y, para ello, se requiere poseer una mentalidad de crecimiento.

Enlaces relevantes:

Libro de Carol Dweck (inglés)

Artículo de Carol Dweck (The secret to raising smart kids)

Entrevista a Carol Dweck (español)

Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Quién no le ha dicho a su hijo que es inteligente?

  1. Ronit Shiro dijo:

    Lo interesante del enfoque de Dweck es que no solo los ninos son los que pueden aprenden y esforzarse para mejorar. El enfoque de la mentalidad de crecieminto puede ser aplicada por personas de cualquier edad y en cualquier area; en el trabajo en el matrimonio, etc.
    Yo personalmente le pregunte a mi hijo de 6 anos cuando se siente inteligente y su respuesta fue: “Cuando la profesora me dice que soy inteligente”. Para los padres que entendemos la importancia de elogiar y premiar el esfuerzo en lugar de elogiar la “etiqueta” es un reto muy grande conseguir que la gente que rodea a nuestros hijos (abuelos, profesores, etc) piensen y actuen en base a la mentalidad de crecieminto.
    Este es uno de los libros que me ha hecho ver las cosas de una perspectiva diferente. Se los recomiendo ampliamente!!

  2. Cierto Ronit, en esta entrada me enfoqué en el tema de la formación de los niños. Sin embargo, en el libro, Dweck discute un amplio espectro de áreas en la que el tipo de mentalidad tiene implicaciones. Una de las cosas que más me llama la atención es lo fácil que es subestimar el esfuerzo de una persona que consideramos exitosa. Vemos un “performance” exitoso y no necesariamente pensamos en las miles de horas de esfuerzo que están detrás de ese desempeño.

  3. Pingback: Más sobre Carol Dweck y Mindset « Angel Alayón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s