¿Son los consumidores responsables del desabastecimiento?

cola.jpgDigamos que hay escasez de leche… Usted tiene un hijo pequeño y le avisan que hay leche en el supermercado de la esquina. Normalmente compraría sólo 2 litros. Tiene la posibilidad de comprar más…¿Cuántos litros de leche compraría?

Bajo las expectativas que genera la situación de desabastecimiento, los consumidores tienden a comprar la mayor cantidad posible del producto escaso. Esta decisión es racional desde el punto de vista individual: la gente construye inventarios privados del producto escaso para minimizar el impacto negativo del desabastecimiento en el bienestar familiar.  El problema es que todos los individuos enfrentan los mismos incentivos, por lo que todos intentan comprar la mayor cantidad posible del producto escaso. La consecuencia directa de ésta conducta es la desaparición casi instantánea del producto de los anaqueles.

¿Hay alguna forma de evitar que los consumidores construyan sus propios inventarios?

La solución tradicional es el racionamiento: los consumidores sólo pueden comprar una determinada cantidad del producto en los puntos de ventas. Sin embargo, éste método plantea una solución parcial e imperfecta al problema. El hecho de llegar a un supermercado y ser informado de que existe racionamiento  contribuye a la formación de la expectativa de permanencia de la situación de desabastecimiento. En consecuencia, el racionamiento refuerza el incentivo a comprar la mayor cantidad posible del producto. Con esa intención, los consumidores se las ingenian para evadir el racionamiento. Por ejemplo, varios miembros de una familia van al supermercado a comprar el producto racionado, y, de ésta manera, compran la mayor cantidad del producto posible.

La única posibilidad de restablecer los patrones normales de compra y consumo es erradicar la expectativa de desabastecimiento en los consumidores. La expectativa de desabastecimiento dejará de existir cuando…no haya desabastecimiento. Los consumidores empezarán a percibir que no hay un problema de desabastecimiento cuando entren a un supermercado y comprueben que no hay racionamiento, que pueden comprar las cantidades que deseen.

La acumulación de inventarios individuales es una conducta que quisiéramos no se produjera. Sin embargo, considero un error tratar de criminalizar o estigmatizar una conducta que constituye una respuesta racional de los consumidores ante la situación de desabastecimiento. Las autoridades deben concentrar sus esfuerzos en trabajar sobre las causas del desabastecimiento (control de precios, control de cambios, principalmente) y no sobre una de las consecuencias. Los consumidores no son los responsables del desabastecimiento.

P.D. Nos vemos el 6 de febrero, luego de carnaval.

Esta entrada fue publicada en Economía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s