Escribir, por Juan Villoro

“La vocación literaria comienza por asumir que la escritura es un problema. La página en blanco no se supera por un dichoso automatismo. Hay que escoger entre una palabra y otra, eliminar repeticiones, evitar la rima involuntaria, esquivar el adverbio estruendoso y el adjetivo exagerado, encontrar el tono justo, colocar una alusión que evite la literalidad, crear mensajes que se sobrentiendan”. Juan Villoro / La pasión y la condena

Anuncios
Publicado en Misceláneos | Deja un comentario

Writing, por John McPhee

John_McPhee

“Writing is selection. Just to start a piece of writing you have to choose one word and only one from more than a million in the language. Now keep going. What is your next word? Your next sentence, paragraph, section, chapter? Your next ball of fact. You select what goes in and you decide what stays out. At base you have only one criterion: If something interests you, it goes in—if not, it stays out. That’s a crude way to assess things, but it’s all you’ve got. Forget market research. Never market-research your writing. Write on subjects in which you have enough interest on your own to see you through all the stops, starts, hesitations, and other impediments along the way.”

Una cita extraída de “Writing by omission”, por John McPhee, en The New Yorker.

Publicado en Misceláneos | Deja un comentario

Gay Talese sobre escribir

Gay-Talese-Miriam-Berkley--644x362

“Soy un periodista que siempre está buscando la escena de apertura”, dijo Talese. “Nunca empiezo a escribir hasta que no tengo esa escena, y luego me convierto en alguien que busca la escena final. Y esto suele llevarme mucho tiempo”.

Talese empleó adecuadamente su tiempo. Se sentó al fondo del Booth Theater con un cuaderno de notas sobre su rodilla (Talese nunca utilizó una grabadora por miedo a crear una dependencia) y observó a Logan despotricar, adular y dirigir sus actores mientras estos poco a poco se iban quemando con las rabietas temperamentales de su director. Se pasó días con Logan y el reparto, tomó nota de todas sus conversaciones, sin olvidarse de nadie. Luego colocó todas las escenas sobre un corcho en su apartamento, así como un director de cine usa un story board para dirigir la línea argumental de su película. Las escenas por sí mismas dictarían el camino que debía seguir la crónica. Talese se mantendría al margen.

******

Fragmento de La Banda que escribía torcido, de Marc Weingarten

Publicado en Misceláneos | Deja un comentario

Javier Cercas sobre la corrupción y el cambio institucional

fotonoticia_20141113145807_800

Javier Cercas acaba de publicar “El impostor”, una novela sin ficción sobre Enric Marco. En una entrevista publicada  en El País el domingo pasado,  le preguntan a Cercas sobre la corrupción:

P. Asumiendo que El impostor no es una obra sobre Marco, sino sobre la mentira, leído ahora aparece una inmensa mentira que es la corrupción. ¿Cree que vivimos en una mentira mucho más grande de lo que pensábamos?

R. La corrupción no nos la hemos inventado nosotros, no se la han inventado Pujol o Bárcenas; existe desde que el mundo es mundo: los seres humanos somos así. El problema, por tanto, no son los corruptos: el problema es el sistema que no impide o que alienta la corrupción; hay que cambiar a las personas, pero antes hay que cambiar el sistema. Lo difícil no es cambiar a los mangantes por personas decentes, sino impedir que las personas decentes se conviertan en mangantes.

La respuesta de Cercas apunta al tema central del desarrollo: el cambio institucional. Pueden leer la entrevista completa aquí.

Publicado en Misceláneos | Deja un comentario

Escribir mal, escribir bien y el arte, según Truman Capote

Imagen

“Empecé a escribir cuando tenía 8 años: de improviso, sin inspirarme en ejemplo alguno. No conocía a nadie que escribiese y a poca gente que leyese. Pero el caso era que sólo me interesaban cuatro cosas: leer libros, ir al cine, bailar claqué y hacer dibujos. Entonces, un día comencé a escribir, sin saber que me había encadenado de por vida a un noble pero implacable amo. Cuando Dios le entrega a uno un don, también le da un látigo; y el látigo es únicamente para autoflagelarse.

Pero, por supuesto, yo no lo sabía. Escribí relatos de aventuras, novelas de crímenes, comedias satíricas, cuentos que me habían referidos antiguos esclavos y veteranos de la Guerra Civil. Al principio fue muy divertido. Dejó de serlo cuando descubrí la diferencia entre escribir bien y escribir mal; y luego hice otro descubrimiento más alarmante todavía: la diferencia entre escribir bien y el arte verdadero; es sutil, pero brutal. ¡Y entonces cayó el látigo!”

Fragmento del prefacio de “Música para camaleones”, de Truman Capote

Publicado en Ideas | Deja un comentario

¿Por qué continúas predicando, si sabes que no puedes cambiar a los malvados?

Imagen

“¿Por qué continúas predicando, si sabes que no puedes cambiar a los malvados?”, le preguntaron a un rabino. “Para no cambiar yo”, fue su respuesta.

Norman Manea

Publicado en Misceláneos | Deja un comentario

David Foster Wallace sobre la búsqueda de la belleza al escribir

wallace

“…buena parte de lo que trato de hacer cuando escribo -y no sé si esto es bueno o malo- se basa en mi deseo de hacer algo bello. Y para mí, bastante de esa belleza en el arte de escribir tiene que ver con el sonido y el tempo -y esa es la razón de que lea mucho más poesía que ficción-. Sencillamente estoy muy interesado en los ritmos; no solo en los ritmos de las frases sino en los ritmos narrativos que aparecen mediante ciertas repeticiones o cuando te detienes y vuelves hacia atrás.”

David Foster Wallace
Conversaciones con David Foster Wallace (2012)
Pálido Fuego

Publicado en Ideas | Deja un comentario